miércoles, 10 de septiembre de 2014

Su familia dejó de comer azúcar durante un año: Esto es lo que sucedió:



apxx9-eve2

Eve O.Schab llevó a su familia a hacer el desafío de pasar un año sin comer azúcar. No podían creer la cantidad de cosas que tuvieron que dejar de comer, y tampoco cómo esto influyó en sus cuerpos un año después. Ella es autora del libro “Un año sin azúcar: La Memoria“. Y aquí les entregamos su testimonio:
Érase una vez una mujer muy saludable, o al menos, eso era lo que yo pensaba.
Si bien nunca tuve energía suficiente para llegar hasta el final del día, creía que era normal, con todos esos comerciales de bebidas energéticas asumía que no era la única sufriendo de este problema. Mi familia solía detestar la temporada de resfríos y gripes, pero en enero todos tienen un poco de esa fobia a los gérmenes.
Al menos, eso era lo que pensaba, hasta que llegó a mis manos una información inesperada sobre los efectos del azúcar. Según diversos expertos, el azúcar es lo que nos está haciendo engordar y enfermarnos, y mientras más los pensaba más sentido tenía. 1 de cada 7 estadounidenses  tiene síndrome metabólico, 1 de cada 3 estadounidenses es obseso. Las tasas de diabetes han subido de manera dramática y las enfermedades cardiovasculares son prácticamente la razón número 1 de muerte.
Según esta teoría, todos estos problemas pueden ser conectados con un alimento tóxico presente en nuestra dieta: el azúcar.

Una gran idea

Tomé todo esa información nueva y se me ocurrió una idea. Quería ver que tan difícil sería hacer que nuestra familia (mi esposo, nuestros dos hijos de 6 y 11 años y yo) pasara un año entero sin comer alimentos con azúcar refinada. Dejamos de consumir cualquier alimento que tuviesen endulzantes adicionados, fuese azúcar de mesa, miel, caramelo o jugo de frutas. También dejamos de consumir cualquier tipo de alimento que contuviera azúcar falsa o alcoholes con azúcar. Si lo dulce no venía de una fuente natural (un pedazo de fruta, por ejemplo) entonces no lo comíamos.
Una vez que comenzamos a leer las etiquetas de todos los alimentos nos dimos cuenta que el azúcar estaba en lugares increíbles: tortillas, vienesas, caldos de pollo, aderezos, galletas, mayonesa, tocino, pan e incluso en la comida para bebé. ¿Para qué añadir toda esta azúcar? Probablemente para hacer que estas comidas fueran más deliciosas, se preservaran por más tiempo y que la producción de los mismos fuera más barata.
Puedes pensar que estoy loca, pero evitar todo tipo de azúcar añadida durante un año me parecía una gran aventura. Tenía curiosidad por ver que pasaría y quería saber que tan difícil sería y cómo cambiaría mi lista del supermercado. Luego de continuar mi investigación, estaba convencida de que sacar el azúcar de nuestras vidas nos haría más saludables, lo que no esperaba era que me haría sentir mejor de una manera muy real y tangible.

 Un año después

Era sutil pero notable: mientras más tiempo pasaba sin comer azúcar, más energía tenía. Y si alguna vez dudé de la conexión, pronto tuvimos un momento para probar nuestra teoría en el cumpleaños de mi esposo.
Durante nuestro año sin azúcar, teníamos una regla de que todos juntos podíamos comer un postre que tuviese azúcar una vez al mes. Si ese mes era tu cumpleaños, podías escoger que tipo de postre sería. Cuando llegamos  a septiembre, nos dimos cuenta que nuestros paladares habían comenzado a cambiar, porque cada mes disfrutábamos menos nuestro postre mensual.

no-sugar-baking_new-3cfa491f355f65d464bd71049682b125d51bda9e

Pero cuando comimos la torta de banana con capas rellenas de crema que mi marido había pedido para su cumpleaños, sabía que había algo nuevo sucediendo: no sólo no pude disfrutarlo, ni siquiera pude terminarlo. Tenía un sabor desagradablemente dulce para mi paladar e incluso hizo que mis dientes me dolieran. Me dolía la cabeza y mi corazón comenzó a latir más fuerte, me sentía horrible.
Me tomó una hora entera tirada en el sofá antes de recuperarme. “Cielos,” pensé “quizás el azúcar siempre me ha hecho sentir así de mal, sólo que nunca lo había notado.”
Luego de que nuestro año terminara, comencé a revisar que había pasado durante este período, cuantas veces mis hijos habían faltado al colegio por enfermedades comparado con años anteriores. La diferencia fue dramática: Mi hija mayor, Greta, pasó de haber faltado 15 días el año anterior a haber faltado sólo 2.
Ahora que nuestro año sin azúcar se ha acabado, a veces comemos dulces, pero la manera en que nos alimentamos es muy diferente. Apreciamos el azúcar en cantidades mínimas y lo evitamos en comidas diarias (donde ni siquiera debería estar). Los postres los dejamos sólo para ocasiones especiales. Siento que mi cuerpo me agradece este cambio, ya no me preocupa quedarme sin energía y cuando llega la temporada de los resfríos ya no siento que tenga que esconder a mis hijos debajo de la cama. Cuando nos enfermamos, nos recuperamos más rápido, nuestros cuerpos están mejor equipados para ello: nos enfermamos menos y nos mejoramos más rápido. 
Sorprendentemente, luego de nuestro año sin azúcar todos nos sentimos más saludables y fuertes, y no hay nada que nos haga estornudar.

Fuente  :  Acción Preferente

El Campo es como lo siembran. Documental.



Muestra cómo se ha ido perdiendo bio-diversidad y soberanía alimentaria desde que en los años 50 se experimentara en México con agro-tóxicos creados por empresas como Bayer. Todos estos herbicidas han provocado graves daños colaterales no sólo en el campo mexicano sino además en la salud de las personas que se alimentaban de ellos. El abuso de fertilizantes sintéticos provocó la progresiva erosión del suelo y la pérdida de fertilidad. Cada vez se se requería más pesticidas, pues los cultivos estaban muy debilitados debido a la gran cantidad de agro-tóxicos que recibían. Estos agro-tóxicos se acumulaban en la tierra, contaminaban el agua y el aire.

martes, 9 de septiembre de 2014

CÓMO TRATAR LA HIPOGLUCEMIA CON MACROBIÓTICA


La hipoglucemia es un trastorno donde se ve afectado el normal metabolismo de los carbohidratos (hidratos de carbono).
El páncreas no funciona adecuadamente y produce insulina en exceso, lo cual genera un nivel de glucemia (glucosa en sangre) más bajo de lo normal. Los valores normales de glucemia se encuentran entre 70 a 110 mg/dl (miligramos por decilitro). Cuando esos valores están por debajo de 40-50 mg/dl hablamos de hipoglucemia.
La función de la insulina es regular los niveles de azúcar en sangre. Cuando la producción de insulina es excesiva, transporta a la glucosa hacia las células y de esta manera la glucemia disminuye.
Muchas veces la hipoglucemia es heredada, pero a causa de una alimentación inadecuada, son cada vez mas las personas que adquieren esta dolencia, a la que se llama hipoglucemia funcional
Afecta a un 70% de las persona de la sociedad moderna. La hipoglucemia, no siendo considerada como una enfermedad afecta muchísimo a nuestro comportamiento y salud física y emocional.

¿Cuáles son los síntomas?
Uno muy típico, aquí y ahora: sueño después de comer, particularmente por la tarde después del almuerzo de medio-día.
Otro síntoma son los cambios emocionales fuertes que son por los cambios en el nivel de azúcar.
En general afecta más al sexo femenino que al masculino. “Te amo profundamente y dos minutos después no te quiero ver más”.
Somos como un yo-yo emocional: comemos chocolate y la vida es maravillosa, cuando nos baja, la vida es horrible.

El comportamiento violento está conectado con la hipoglucemia. Los asesinos cometen sus crímenes cuando tienen el nivel de azúcar más bajo, hay estudios sobre esto. Más del 90% de los pacientes esquizofrénicos o paranóicos son hipoglucémicos. Cuando la hipoglucemia mejora, la esquizofrenia o paranoia también mejora. Los artríticos, alérgicos también. Los cambios emocionales, mareos, depresión o lo que hace comer chocolate o beber whisky para remontarnos viene de la necesidad de remontar la hipoglucemia. Cuando el nivel de azúcar está por los suelos da frecuentemente dolores de cabeza, mucho frío, ansiedad irresistible de comer dulce... si no se pueden quitar el azúcar, el café o el alcohol están hipoglucémicos/as.

La lista de síntomas de la hipoglucemia es enorme. Desafortunadamente la clase médica no establece ninguna conexión entre ellos. Muchas personas con problemas psiquiátricos que son enviadas al psiquiatra son hipoglucémicas. Personas con problemas inmunológicos con las que no se sabe qué hacer, también.
En general los problemas psicológicos y emocionales conectados con la hipoglucemia son más graves.

¿Cuál es la causa?
Si trabajan muchas horas sin comer y hay desgaste y cansancio. La sensación de estar siempre agotados muestran niveles de azúcar muy bajos. Al comer revivimos. Si están una noche sin dormir o duermen poco, es normal quedarse hipoglucémicos. Con descanso y una ducha, se pasa.
En los trabajos muy intensos, particularmente con un ordenador y muy concentrados se da. Nos quedamos adictos/as al ordenador y este tipo de presión baja mucho el nivel de azúcar. Esto es fácil de tratar: reposar, comer, dormir...
En otras personas es más difícil de tratar. La mayoría de las personas macrobióticas son hipoglucémicas, menos que el resto de la sociedad pero aún así es necesario mucho tiempo y una práctica muy específica para tratarla. La causa macrobiótica de la hipoglucemia son los alimentos secos y horneados.

La literatura médica dice que la causa de la hipoglucemia está en los islotes de Langherhans que absorben demasiados azúcares rápidos, los niveles de azúcar suben y el páncreas intenta que haya azúcar en la sangre, produce insulina y baja mucho más. El azúcar es un factor que contribuye seriamente a la hipoglucemia, pero no es la causa principal que es los productos animales: huevos, queso duro y pollo. Las personas dicen que el pollo es mucho más sano que la vaca. La vaca es más grasa que el pollo, si se sustituye la vaca por pollo es mejor para el corazón pero peor para el páncreas, porque cuando comemos pollo el páncreas se queda muy tenso. El páncreas está en el lado izdo pero se refleja en el chakra del plexo solar. Es el órgano más yang, es el más profundo, es central y vital. No se puede vivir sin páncreas. Tiene funciones muy complejas, una de ellas es regular el nivel de azúcar con dos hormonas: la insulina (yang, baja el nivel de azúcar para que pueda ser absorbido por las células) y el glucagón (yin, libera azúcar y hace subir el nivel de azúcar). Si el páncreas funciona bien hay un buen equilibrio entre los dos. Cuando comemos más yang, particularmente grasa animal, la peor para el páncreas son huevos, queso duro, pollo, marisco, atún, gambas, langosta, salmón...pescado ahumado, pan tostadas, galletas, galletas de arroz que contraen el páncreas y lo hacen producir más insulina, entonces los niveles de azúcar bajan, entonces nos sentimos más atraídos por alimentos con azúcar y queremos helados, chocolate, cerveza, café, whisky...
Los alimentos yin son la causa secundaria importante. Todos los alcohólicos/as son hipoglucémicos, la causa del alcoholismo son los productos animales. Un alcohólico deja más fácilmente el alcohol tomando montones de azúcar, no es lo más aconsejable, pero funciona. Pasan de un comportamiento violento a uno muy dulce.
La falta de frescura en la alimentación también causa hipoglucemia. Es imprescindible comer verduras crujientes (cocinadas de 1 a 2mn) en ensalada. Verduras verdes todos los días, escaldada, cruda o prensada.



En el proceso de hipoglucemia aparte del páncreas están afectados el hígado y las suprarrenales. También los intestinos (grueso y delgado).
Otra causa de hipoglucemia es una vida sin dulzura, una vida demasiado amarga, seria, dura, no nos da suficiente azúcar y buscamos compensación en la comida. Michio Kushi dice: “la mejor forma de azúcar que se puede comer indiscriminadamente son los besos”, no tienen efectos secundarios.

Para tratar la hipoglucemia es necesario relajar. El comportamiento de los/as hipoglucémicos/as serios/as es extremo: nos pasamos de la raya. El pensamiento típico sería: “si una cucharada de té es buena, una sopera es mucho mejor. Si una hora de ejercicio físico es buena, 5 horas son mucho mejores”. En los casos más yang, la persona es especialista a vivir con estrés, funcionan a base de adrenalina todo el día, y se buscan situaciones de estrés para alimentarlo y ponerse de mala leche. Les es casi imposible vivir sin problemas ni presión, les gusta crearse situaciones difíciles.
Es difícil de tratar pues a personas así les cuesta desapegarse de sus hábitos.

¿Cómo tratar la hipoglucemia?
Quitar alimentos animales y extremo yin.
• Para pasar el síndrome de abstinencia(2 ó 3 semanas)
- caldo de verduras dulces: calabaza, cebolla, repollo, zanahoria, nabo, de los 5, elegir 4 y hervir en el doble de agua 20mn y colar. Sube los niveles de azúcar de una forma suave y relaja el páncreas. Si hay mucha ansiedad, si están un poco deprimidos, si hay cansancio por la tarde, si estamos enfadados/as..., beber esto.
también, ocasionalmente, cuando el deseo de azúcar es muy grande, se puede tomar
- zumo de manzana con kuzu:1 bol de zumo de manzana y 1c.c de kuzu. Diluir el kuzu en un poco de agua a temperatura ambiente y añadirlo en una cacerola al zumo de manzana. Cocinar removiendo constantemente hasta que la mezcla se aclare y se espese sin que llegue a hervir.
Se puede tomar a tacitas pequeñas no más de 2 veces al día.


• Cuando estamos histéricos/as o violentos/as, comer algo.
• Verduras dulces en general.
• Verduras escaldadas.
• Sabor agridulce.
• Melón cocinado en compota.
• Pasta; sube los niveles de azúcar rápido de forma estable. Los cereales refinados lo suben pero luego baja rápidamente.
• Duchas calientes para relajar, especialmente por la tarde.
• Aplicar una toalla caliente en el páncreas y otra en los pies, o meterlos en agua caliente.
• Modo de vida tranquilo y relajado.
• Tocar, dar masajes, contacto físico, shiatsu, ...

En las generaciones más jóvenes hay problemas serios de hipoglucemia. Está conectada con problemas de aprendizaje, falta de concentración. Si no hay glucosa en el cerebro no nos podemos concentrar, estamos mirando el ordenador y no vemos, medio alelados.
Para muchas personas ni el caldo de verduras dulces ni la ensalada escaldada es suficiente porque no es dulce, falta algo. Lo más importante es tomar conciencia del proceso, saber diagnosticarlo.
Si estáis en una montaña rusa emocional tenéis que saber que detrás de eso hay niveles de azúcar muy bajos, ser conscientes.
La mayoría de las personas se vuelven esclavas de su proceso. Es fácil sentir hipoglucemia con un modo de vida ajetreado, entonces, parad, relajad, id a un restaurante y comed algo. Si tomamos conciencia de lo que está pasando es mucho más fácil, incluso a nivel mental.


Extracto de una charla impartida por Francisco Varatojo, Director del IMP (Instituto Macrobiótico de Portugal)

© NUTRICIÓN PARA LA SALUD
Licencia de Creative Commons
CÓMO TRATAR LA HIPOGLUCEMIA CON MACROBIÓTICA by Agnès Emmanuelle Pérez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http//agnesmacrobiotica.blogspot.com.





lunes, 1 de septiembre de 2014

PRODUCTOS CANCERÍGENOS CREADOS POR MONSANTO


Para muchos es “paranoico” e incluso “caricaturesco” señalar a la Corporación Monsanto como el “Imperio del Mal”. Sin embargo una breve revisión histórica expone como sembró y cosechó miseria durante el transcurso de un siglo con productos tóxicos como el Aspartamo, DDT, PCB, la hormona de Crecimiento Bovino, Sacarina, entre otros. Algunos de estos elementos tóxicos como el RoundUp y el Agente Naranja han causado generaciones de niños con malformaciones y problemas de cáncer.
Cuando usted reflexiona por un momento sobre los productos desarrollados por Monsanto, ¿qué encuentra?

Esta es una lista certificada por organismos legales mundiales, describiendo 12 creaciones que Monsanto lanzó al mercado:

1. Sacarina. John Francisco Queeny fundó “Monsanto Chemical Works”, con el objetivo de producir sacarina para Coca-Cola. Estudios realizados durante la década de 1970 mostraron que este químico produce cáncer en ratas y otros mamíferos de prueba. Sin embargo, tras descubrir que causa el mismo efecto en humanos, Monsanto sobornó a médicos e instituciones para seguir comercializandola.

2. PCBs. Durante la década de 1920, Monsanto comenzó a expandir su producción química mediante bifenilos policlorados (PCB), para producir fluidos refrigerantes de transformadores eléctricos y motores. Cincuenta años después, la EPA publicó un informe citando a los PCBs como causantes de cáncer en animales, con pruebas adicionales indicando que produce cáncer en seres humanos. Casi 30 años después los PCBs fueron prohibidos en EE.UU., este químico sigue apareciendo en la sangre de las mujeres embarazadas, como se informó en un estudio de 2011. En muchas áreas de Argentina se sigue utilizando PCBs.

3. Poliestireno. En 1941, Monsanto comenzó a enfocarse en plásticos y el poliestireno sintético, que todavía es ampliamente utilizado para envasar alimentos. El poliestireno fue clasificado quinto en la lista de 1980 de la EPA, donde se enumeran productos químicos cuya producción genera los residuos más peligrosos. Al estar en los envases de comida ingerimos poliestireno (efecto de migración), que causa depresión, cáncer y daños a los nervios. Los vasos y recipientes hechos de este material sintético son difíciles de reciclar. Deben ser derretidos utilizando un equipo adecuado que la mayoría de los centros de reciclaje no poseen. Dentro de 1000 años, la bandeja de carne que usted compró en Carrefour o Wall-Mart seguirá existiendo en alguna parte del planeta. Es fatal para la vida marina: Flota en la superficie del océano, se descompone en pequeñas esferas que los animales comen. Las tortugas de mar, por ejemplo, pierden su capacidad de sumergirse y mueren de hambre.

4. Bomba Atómica y armas nucleares. Poco después de ser adquirida por Thomas and Hochwalt Laboratories, la corporación Monsanto se convirtió en una división de su Central Research Department. Entre 1943 y 1945, este departamento coordinó esfuerzos de producción clave con Manhattan Project. Lea sobre el mayor accidente industrial de Norteamérica.

5. DDT. En 1944, Monsanto empezó a fabricar el insecticida DDT, con la excusa de combatir a los mosquitos “transmisores de malaria”. En 1972, el DDT fue prohibido en EE.UU. – Sus efectos adversos para la salud humana incluyen infertilidad, fallos en el desarrollo, destrucción del sistema inmunológico, muerte. El DDT impide al andrógeno unirse con su receptor, bloqueando, por lo tanto, al andrógeno para conducir un normal desarrollo sexual, dando lugar a anormalidades. Durante un experimento llevado a cabo en el Mar Caspio (Mediterráneo), el DDT a una concentración de 1 ppb redujo la población de peces hasta un 50%. El transporte atmosférico de largo de esta sustancia afecta actualmente a todos los seres vivos del planeta. Fue detectado en el aire del Ártico, terreno, hielo y nieve y virtualmente en todos los niveles de la cadena alimentaria mundial. Los sedimentos del fondo en lagos y los lechos de los ríos actúan como reservas para el DDT y sus metabolitos. Todos los bebés humanos nacen con DDT en la sangre.

6. Dioxinas. En 1945, Monsanto comenzó a promover el uso de pesticidas químicos en la agricultura con la fabricación del herbicida 2,4,5-T (uno de los precursores de agente naranja), que contiene dioxina. Las dioxinas son un grupo de compuestos químicamente relacionados que se conocen como los “Doce del patíbulo” – Son contaminantes ambientales persistentes que se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales. Durante décadas, desde que fue desarrollado por primera vez, Monsanto fue acusada de encubrimiento o no informar sobre la contaminación por dioxinas en una amplia gama de sus productos.

7. Agente Naranja. Durante la década de 1960, Monsanto fue el principal fabricante de Agente Naranja, un herbicida / defoliante utilizado como arma química en la guerra de Vietnam. La fórmula de Monsanto tenía niveles de dioxinas mucho mayores que el Agente Naranja producido por Dow Chemicals, el otro fabricante (por lo que Monsanto fue el acusado clave en la demanda presentada por veteranos de la guerra en los Estados Unidos). Como resultado del uso de Agente Naranja, Vietnam estima que más de 400.000 personas fueron asesinadas o mutiladas, 500.000 niños nacieron con defectos de nacimiento, y un máximo de 1 millón de personas quedaron discapacitadas o sufrieron problemas de salud, por no hablar de los efectos a largo plazo que lesionaron a más de 3 millones de soldados americanos y sus descendientes. Memos internos de Monsanto muestran que la corporación conocía perfectamente los problemas de contaminación por dioxinas del Agente Naranja cuando vendió el producto al gobierno de EE.UU. (para su uso en Vietnam). Sin embargo, la “Justicia” norteamericana permitió a Monsanto y Dow apelar y recibir protección financiera por parte del gobierno, ignorando a los veteranos que buscan una compensación por haber sido expuestos al Agente Naranja.
Recién en el año 2012, 50 años más tarde del rociamiento con Agente Naranja, comenzaron algunos esfuerzos por limpiarlo. Mientras tanto, el legado de Monsanto para las generaciones futuras se traduce nacimientos de niños deformes, que continuarán durante las próximas décadas. ¿Piensa que no puede suceder aquí? Varios cultivos argentinos son modificados genéticamente para resistir un herbicida hecho con el principal componente del Agente Naranja (2,4-D), con el fin de luchar contra las “súper malas hierbas” desarrolladas por el RoundUp. Estos químicos persisten en los alimentos hasta llegar a las góndolas del supermercado y más tarde a su estomago.

8. Abono a base de petróleo. En 1955, Monsanto empezó con la fabricación de “fertilizantes” a base de petróleo, luego de comprar una refinería petrolera. Los “fertilizantes” a base de petróleo matan microorganismos benéficos del suelo esterilizando la tierra y creando dependencia, es como una adicción a los sustitutos artificiales. Dado el creciente precio del petroleo no parece una opción demasiado económica ni prospera…

9. RoundUp. Durante la década de 1970 Monsanto fundó su división Agricultural Chemicals, para producir herbicidas, y uno en particular: RoundUp (glifosato). La propaganda de Monsanto es que puede erradicar “las malezas” un día para el otro. Por supuesto los agricultores lo adoptaron de inmediato. La utilización de este químico aumentó cuando Monsanto introdujo las semillas “RoundUp Ready” (resistentes al glifosato), lo que permite a los agricultores a saturar el campo con herbicidas sin matar estos cultivos (transgénicos). Monsanto es una corporación muy poderosa, como lo demostró recientemente haciendo firmar a Obama un Acta de Protección para sus crímenes. Y aunque el glifosato inicialmente fue aprobado por organismos reguladores de todo el mundo, y es ampliamente utilizado en Argentina y Estados Unidos, más tarde fue prácticamente erradicado de Europa. El RoundUp fue hallado en muestras de aguas subterránea, así como en el suelo, y el mar, e incluso en las corrientes de aire y las lluvias. Pero por sobre todo en alimentos.
Es el causante de la desaparición de abejas, y produce malformaciones, infertilidad, cáncer y destrucción del sistema inmunológico. Los estudios independientes demostraron efectos sobre la salud consistentemente negativos que van desde tumores y función orgánica alterada, hasta muerte por intoxicación. El RoundUp es Agente Naranja con distinto nombre.

10. El aspartame (NutraSweet / Equal). Fue descubierto accidentalmente durante una investigación sobre hormonas gastrointestinales. Se trata de un producto químico dulce que en primera instancia, mató a un mono bebé y dejó a otros 5 dañados gravemente (sobre un total de 7 monos), en un ensayo clínico realizado para que la FDA apruebe el Aspartame. ¡Y la FDA lo hizo! (1974). En 1985, Monsanto adquirió la empresa que fabricaba aspartame (GD Searle) y comenzó a comercializar el producto rebautizándolo NutraSweet. Veinte años más tarde, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. publicó un informe que enumera 94 problemas de salud causados por el aspartamo. (Vea un vídeo rápido aquí.).

11. Hormona de Crecimiento Bovino (rBGH). Esta hormona modificada genéticamente fue desarrollada por Monsanto para ser inyectada en las vacas lecheras y aumentar la producción de leche cuando no hay escasez de leche. Las vacas sometidas a rBGH sufren un dolor insoportable debido a la inflamación de las ubres, y mastitis. El pus de la infección resultante entra en el suministro de leche que requiere el uso de antibióticos adicionales. La leche rBGH produce cáncer de mama, cáncer de colon, y cáncer de próstata en seres humanos.

12. Cultivos Genéticamente Modificados OGM / GMO / GM. A principios de la década de 1990, Monsanto comenzó el “empalme” de genes de maíz, algodón, soja y canola. Utilizó ADN de fuentes extrañas para lograr dos características principalmente: Un pesticida generado internamente, y resistencia al herbicida RoundUp de Monsanto. En otras palabras, las plantas envenenan y matan a los insectos y mamíferos que las devoran, y, resisten el agroquimico (pariente del Agente Naranja) RoundUp que persiste en ellas incluso tras su procesamiento hasta llegar al consumidor.
Por supuesto la transgenesis se ha extendido. Papas, frutillas, manzanas, tomates, lechuga, tabaco, peras, sandías. TODO tiene su versión OGM.
Pese a las décadas de propaganda diciendo que los cultivos genéticamente modificados podrían alimentar al mundo, que tendrían más nutrientes, resistencia a la sequía, o mayor rendimiento, ninguna de esas promesas se cumplió. Los cultivos GM no alimentan al mundo, causan cáncer. No tienen más nutrientes, de hecho no alcanzan ni un 10 % de los nutrientes de los cultivos orgánicos. No resisten a la sequía. No brindan mayor rendimiento sino menor rendimiento, mientras encarecen la producción. La mayoría de las ganancias de Monsanto provienen de las semillas diseñadas para tolerar el RoundUp, este diseño transforma a los “alimentos” en armas mortales para la humanidad. Los ingresos de Monsanto aumentan constantemente ya que los agricultores se ven obligados a usar más y más químicos debido a la proliferación de super malezas que evolucionan desarrollando resistencia al RoundUp.
Monsanto y los medios de comunicación masivos ocultan que el Amaranto orgánico era el verdadero alimento proyectado para la humanidad del futuro. Cura el cáncer, lo previene, es el cereal más nutritivo del planeta y fue la primera planta en germinar en el espacio. Tal es así que los astronautas de la NASA utilizan amaranto para mantenerse saludables y no soja.
Al igual que durante los primeros días de los PCB, el DDT, o el Agente Naranja, Monsanto ha engañado y sobornado con éxito a los organismos públicos y reguladores generales implantando la creencia de que el RoundUp y los cultivos modificados genéticamente son beneficiosos y “seguros”.
Sin embargo Monsanto tuvo que ordenar a Obama que firmara una Ley en salvaguarda de la corporación para defenderse de las denuncias y demandas producto de 100 años de nuevos estudios que demuestran los efectos negativos e impactos ambientales de los OGM. Monsanto ataca dichos estudios científicos mediante medios de comunicación masivos controlados, denigrando e ignorando a las organizaciones independientes, y científicos honestos. Pero además, Monsanto cuenta con asociaciones industriales, blogs, científicos sobornados, “ciencia independiente” falsa y todo tipo de herramientas que a su vez, los mismos medios de comunicación corruptos patrocinan, sumado a cientos de miles de artículos de relaciones públicas “privadas” realizados por empresas que con frecuencia fueron fundadas, son financiadas y mantenidas por Monsanto.
Desafortunadamente, muy pocos de nosotros tomamos el tiempo para localizar a los miembros fundadores, y las relaciones de estas fuentes no válidas con Monsanto. (Leer más en esta página en inglés).
La FDA respalda enfáticamente a Monsanto, ya que comparte funcionarios con Monsanto mediante el fenómeno “Puertas Giratorias”. En el siguiente gráfico elaborado por Millones contra Monsanto puede ver algunos ex vicepresidentes de Monsanto y abogados de la firma que más tarde ocuparon cargos en la FDA. Y no se olvide de Clarence Thomas, el ex abogado de Monsanto, que siendo juez de la Corte Suprema de Justicia, falló a favor de Monsanto en cada caso presentado.
El viento y las abejas transportan mutaciones genéticas de Monsanto a la naturaleza salvaje, comprometiendo el ecosistema global. Muy pronto todas las plantas serán transgénicas.

13. Un producto extra para este informe: Las semillas Terminator. A finales de 1990, Monsanto desarrolló tecnología para producir granos estériles incapaces de germinar. Estas “semillas Terminator” obligarían a los agricultores a comprar nuevas semillas de Monsanto cada año, en lugar de guardar y reutilizar las semillas de sus cosechas como lo hicieron durante siglos. Afortunadamente, esta tecnología fracasa en al mercado. Por lo cual Monsanto decidió exigir a los agricultores la firma de un contrato de acuerdo para que no re-utilicen ni vendan las semillas, lo que les obliga a comprar nuevas semillas y se antepone a la necesidad de un “gen terminator”. El fracaso parcial de las semillas terminator es una suerte para nosotros … ya que también eran susceptibles a polinización cruzada y podrían haber contaminado cultivos y bosques en todo el mundo. Lo cual no significa que este objetivo siga en los planes de Monsanto.

¿Cómo se traduce el legado de Monsanto para la humanidad?
Entre el 85% y el 90% de los alimentos que usted consume cada día tiene OGMs y tóxicos químicos de Monsanto, y residuos de RoundUp. (Las cifras en esa fuente están desactualizadas)
¿Cómo logra Monsanto su impunidad? Según la Asociación de Consumidores Orgánicos en un documento del año 2011, “Hay una correlación directa entre el suministro de alimentos genéticamente modificados y los $ 2,000,000,000,000 de dólares que el gobierno de EE.UU. gasta anualmente en atención médica, es decir, una epidemia de enfermedades crónicas relacionadas con la dieta y un vinculo comercial con los laboratorios de fármacos y vacunas.
En lugar de frutos sanos, verduras, granos y animales alimentados con hierba natural, las granjas industriales de Estados Unidos y Argentina producen un exceso de comida chatarra de ingeniería genética para ocasionar enfermedades cardíacas derrame cerebral, diabetes y cáncer, con el respaldo de subsidios agrícolas, mientras que los agricultores orgánicos no reciben dichas subvenciones.
La historia de Monsanto refleja un cuadro persistente de sustancias químicas tóxicas, demandas, y ciencia manipulada. ¿Es este el tipo de entidad que queremos para controlar el suministro de alimentos de nuestro mundo?

Monsanto no está sola. Otras empresas del “Big Six” incluyen a: Pioneer Hi-Bred International (filial de DuPont), Syngenta AG, Dow Agrosciences (filial de Dow Chemical), BASF (que es una compañía química que expande rápidamente su división de biotecnología) y Bayer CropScience (filial de Bayer).

Fuente: http://www.elciudadano.cl/ 

lunes, 21 de julio de 2014

CURSO DE PROFUNDIZACIÓN EN LA MACROBIÓTICA EN CA L'AGNÈS (Cubelles)



CURSO DE PROFUNDIZACIÓN EN LA MACROBIÓTICA 2014/2015

MONOGRÁFICO DE INTRODUCCIÓN BÁSICA 
+ 5 MONOGRÁFICOS SOBRE LOS 5 ELEMENTOS Y COCINA PARA CADA ESTACIÓN  
+ SEGUIMIENTO DURANTE TODO EL CURSO.

Dirigido a personas interesadas en adaptar su alimentación a sus necesidades personales y a dedicarse un tiempo para modificar su manera de comer empezando a emplear alimentos sin procesar y de la estación. 

El curso, que se desarrollará durante un día al mes (en fin de semana) durante 6 meses, tiene como objetivo principal aportar conocimientos suficientes para aplicar la macrobiótica a nivel personal y familiar trabajando la observación de acuerdo a los fundamentos de la medicina oriental.

Para comer de manera consciente son necesarias nociones básicas de nutrición, pero también saber que más allá de los nutrientes los alimentos también nos transmiten su energía. Es algo que las medicinas orientales tienen en cuenta desde hace miles de años y explican de manera simple y clara a través del yin/yang y de los 5 elementos. Teniendo esta información básica podremos empezar a utilizar la alimentación como
una herramienta para el auto-conocimiento y el re-equilibrio.

OPCIÓN CURSO EN SÁBADO (de 10h a 17h)
- 20 de Septiembre 2014
- 11 de Octubre 2014
- 8 de Noviembre 2014
- 13 de Diciembre de 2014
- 17 de Enero 2015
- 21 de Febrero 2015

OPCIÓN CURSO EN DOMINGO (de 10h a 17h)
- 28 de Septiembre 2014
- 26 de Octubre 2014
- 16 de Noviembre 2014
- 14 de Diciembre 2014
- 25 de Enero 2015
- 1 de Marzo 2015

Los cursos incluyen apuntes de buena calidad y la comida del medio-día.

Puedes ver fotos de mis cursos en los siguientes enlaces:


+ Info e inscripciones: agnesmacrobiotica@gmail.com





sábado, 19 de julio de 2014

LOS DUEÑOS DEL AGUA (Documental)

"El agua debe tener un precio y ser privatizada", dijo el presidente de Nestlé, la firma líder en la venta de agua mineral. "Muchos tienen la percepción de que el agua es gratuita hace que se malgaste", agregó.

El tema del agua ha impulsado a la cadena DW de televisión para hacer este documental que denuncia las  empresas que comercializan en el mundo el 70% del agua que se vende en el planeta. En países del tercer mundo empresas como Nestlé se instalan y explotan el agua e cantidades astronómicas, sin permitir el acceso a los más pobres que viven de manera infrahumana a pocos metros de su extracción





HIPNOSIS Y EXCELENCIA PERSONAL

Recomiendo este tratado muy completo sobre hipnosis, fruto más de 30 de experiencia de su autor .


Para comprar y bajar la versión .pdf (150,- euros) entrad en la página web de Josep Mañogil
http://www.escuelahipnosisclinica.com/

Per comprar la versión en papel - 2 volumenes (180,- euros) enviad un correo a: info@escuelahipnosisclinica.com facilitando nombre, dirección y forma de pago (paypal o ingreso).


martes, 15 de julio de 2014

ESTUDIO: Se demuestra la mayor calidad de los alimentos ecológicos.



“Más antioxidantes y menores concentraciones de cadmio y una menor incidencia de residuos de plaguicidas en los cultivos ecológicos: una revisión sistemática de la literatura y meta-análisis”. Este es el título del estudio científico llevado a cabo por investigadores de diferentes países europeos y Estados Unidos y liderado por la Universidad de Newcastle en Inglaterra.

El resumen del proyecto es el siguiente. La demanda de alimentos orgánicos está impulsada en parte por la percepción de los consumidores de que son más nutritivos. Sin embargo, la opinión científica está dividida sobre si existen diferencias nutricionales significativas entre los alimentos orgánicos y no orgánicos, y dos estudios recientes han concluido que no hay diferencias.
En el presente estudio, se realizó un meta-análisis basado en 343 publicaciones revisadas  que indican diferencias estadísticamente significativas en la composición entre alimentos ecológicos y no ecológicos. Lo más importante es que se encontraron concentraciones de una gama de antioxidantes tales como los polifenoles  sustancialmente más altas en alimentos ecológicos: ácidos fenólicos (19%), flavanonas (69%), estilbenos (28%), flavonas (26%),  flavonoles (50%) y antocianinas (51%)  respectivamente. Muchos de estos compuestos han sido previamente relacionados con un menor riesgo de enfermedades crónicas, como las enfermedades neurodegenerativas, problemas cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, en la intervención dietética y estudios epidemiológicos. Además, la frecuencia de aparición de residuos de plaguicidas se encontró que era cuatro veces mayor en los cultivos convencionales, que también contenían concentraciones significativamente más altas de cadmio que es un metal tóxico. También se detectaron diferencias significativas de otros compuestos  (por ejemplo, minerales y vitaminas). Hay evidencia de que las concentraciones de antioxidantes más altos y menores concentraciones de cadmio están vinculados a las prácticas agronómicas específicas de la agricultura ecológica (por ejemplo, la no utilización de nitrógeno mineral y fertilizantes fosfatados, respectivamente). En conclusión, los alimentos ecológicos en promedio, tienen una mayor concentración de antioxidantes, menores concentraciones de cadmio y una menor incidencia de residuos de plaguicidas que convencionales comparados  para diferentes regiones y en temporadas distintas.


Fuente: http://www.ncbi.nlm.nih.gov
Traducción: Asociación VidaSana.